Transferencia de Grasa

Conveniently located to serve the areas of Marin and San Francisco

Este procedimiento involucra obtener grasa de una zona del cuerpo y utilizarla para esculpir otra zona donde se ha perdido volumen. Ahora se sabe que muchos de los cambios asociados con el envejecimiento se deben a la pérdida de la capacidad para restituir la grasa, lo cual crea una apariencia más juvenil.

ask-lydia

3d-education

bxa-photos

Preguntas Frecuentes:

¿En qué se diferencia la inyección de grasa de los rellenos faciales sintéticos?

La grasa autóloga es su propia grasa. Por esta razón, es posible que permanezca como un implante viviente cuando es trasladada de una zona a otra de su cuerpo. Esto ha sido intentado por muchos años en la cirugía plástica, pero, en la mayoría de los casos, apenas si tuvo éxito. Lo que ha cambiado es el método con el cual es recogida la grasa, limpiada y transferida a su nueva ubicación. El uso de instrumentación fina para permitir la microinyección de pequeños volúmenes de grasa permite resultados formidables.

¿En qué zonas se utilizan los injertos de grasa?

La grasa puede utilizarse como un complemento del estiramiento facial o de la cirugía de párpados. En muchos casos, es mejor inyectar grasa en el pómulo que extraer depósitos de grasa del párpado, el cual puede ser un componente normal de la anatomía. Es el inapropiado descenso de la grasa facial lo que da una agradable apariencia escultural. La transferencia de grasa también se puede usar en los labios, las mejillas o el mentón, para incrementar su llenura.

¿La transferencia de grasa duele?

En la mayoría de los casos, la transferencia de grasa puede realizarse con anestesia local en una hora o menos. Se puede presentar algún hematoma, pero éste por lo general es mínimo.

¿Puede transferirse grasa a las nalgas o a las mamas?

La transferencia de grasa ha sido usada con éxito en el aumento de las nalgas. Debido al trauma involucrado al sentarse, pueden necesitarse múltiples inyecciones, y los resultados son menos predecibles que en otras zonas. En cuanto a las mamas, las inyecciones de grasa han sido consideradas desfavorables en el pasado, debido a la posible interferencia en la mamografía. Los avances en las técnicas de mamografía actuales hacen que esto sea potencialmente factible, y estudios preliminares han mostrado resultados prometedores. Sin embargo, la transferencia de grasa a las mamas no es un método de aumento aceptado en este momento.